25 abril 2007

Hombres, Mujeres


Otra vez he estado leyendo uno de esos foros raros… la pregunta era la siguiente “quien debe dar el primer paso” personalmente creo que sería más acertado quitar el “debe”.
Por que todo el mundo sabe que normalmente el primer acercamiento lo hace el hombre. Previa leve insinuación de la mujer, por supuesto. Pondré un ejemplo, eres mujer y estas en un pub, discoteca o local con gente, con amigas. De pronto una dice… “mira ese grupito de ahí” por supuesto todas nos giramos sin ninguna discreción. Tras una mirada al conjunto, tú, te fijas en el más atractivo para ti. Y vuelves a los comentarios típicos de mujeres. Pero ellos se han dado cuenta de las miradas (como para no hacerlo…). Al rato, y casi con total seguridad, uno de ellos se acercará a iniciar un contacto.
¿Quién ha dado el primer paso? El ego masculino dirá que, sin duda, él, que ha dado unos pasos hacía las chicas. El ego femenino dirá que, sin duda, ellas, que han iniciado el contacto, aunque sea visual.
Y ahora vamos con las relaciones Bdsm, semejantes pero diferentes.
¿Es el Dominante el que da el primer paso, o la persona sumisa?
Me vais a perdonar, pero sinceramente pienso que este tipo de relaciones no distan mucho de las convencionales en ciertas cosas. La pregunta seguiría siendo la misma… ¿el hombre o la mujer?
Entraríamos a discutir le famoso “¿Qué fue primero el huevo o la gallina?” “¿Quién domina el Amo o la sumisa?”… Lo que yo decía ¿el hombre o la mujer?
Ya se que, ahora mismo, todos los hombres Dominantes que estén leyéndome, van a empezar a odiarme… lo asumo. Pondría un icono de esos de una cara riéndose… hace tiempo que mio viene diciéndome que estoy moderándome demasiado con el blog. Creo que tiene razón. El hecho de saber que me lee más gente de la pensaba me hace moderarme, al fin y al cabo no es mi intención ofender a nadie y desde luego esto era más fácil cuando pensaba que no lo leía nadie...
Creo que he vuelto a irme del hilo… Qué raro ¿verdad?
A lo que iba, en realidad no quería escribir sobre quien empieza primero, si no de la diferencia entre la dominación femenina y la masculina, o de cómo es la mujer, sutilmente, la que lleva ciertas riendas (aunque sea sumisa).
El sábado quedamos para cenar y copas con otra pareja, el Dominante, ella sumisa.
Ya se que suelo generalizar, se que siempre hay excepciones, pero ya he escrito antes sobre mi y lo que me gusta generalizar.
La conversación que tuve con él, además de los relatos y experiencias personales que llevo leyendo desde que empecé a interesarme en esto de la D/s, me lleva, indiscutiblemente, a pensar en esta diferencia entre hombres y mujeres Dominantes.
Normalmente, los hombres dominantes se refieren a sus sumisas como “su puta” “su zorra” “su perra”. Nunca he oído ni leído a una mujer Dominante llamar a su sumiso “gigoló” como mucho “juguete” pero la palabra más empleada es la de “mi perro”. Obviando, claro está, en la feminización, pero ese es otro tema.
Y todo el mundo sabe que es una puta, y una zorra. Si, ya se que el componente humillación también influye en las palabras empleadas. Pero me explico, los hombres tienden a incluir sexo, y mucho, en las sesiones. Normalmente, aparte de la dominación física, se centran, mucho más que las Dóminas, en la dominación sexual. Y es sobre esta diferencia que me apetece escribir.
Está claro que, las mujeres (algunas), tienen un montón de tabús sobre el sexo. Por lo tanto es una forma de humillación fácil.
Desde siempre a la mujer promiscua se la ha estigmatizado. Mientras los hombres eran unos machotes cuando tenían muchas relaciones sexuales con diferentes mujeres, las mujeres eran unas putas. Está claro que hoy en día la cosa ya no es así… ¿o si? Siguen quedando muchos tabús en nuestra cabeza. Los hombres también los tienen, pero en otras cuestiones.
Así que supongo, que, para un dominante, uno de los pasos en la ¿educación? (odio eso de la educación, doma o adiestramiento, me da repelús, pero eso es otra historia) de su sumisa, es la sumisión sexual. Hacer de ella una puta, o más bien “su” puta. Atenta y complaciente, dispuesta en todo momento para él.
Y claro, yo me pregunto… ¿Por qué este interés? Y claro, yo me respondo, pero con otra pregunta ¿de que tienen miedo?
Y argumento mi pregunta.
Todo el mundo sabe que un hombre cachondo es lo más sumiso que hay. No así una mujer. Un hombre que lleva unos días sin tocarse ni eyacular hará cualquier cosa por conseguirlo. En ese momento puedes pedirle cualquier cosa a cambio de dejarlo que te folle. Eso es poder ¿verdad?...
Muchas mujeres, fuera del ámbito del Bdsm, cuando se enfadan con sus hombres, los castigan sin sexo, hasta conseguir de él lo que ellas desean (muchas veces es algo instintivo, no consciente). Las Dominas suelen practicar la abstinencia de los sumisos como medio para una sumisión más efectiva. En el refranero popular hay frases “tira mes un pel de figa que una maroma de barco” “prometer, prometer hasta el meter y una vez metido nada de lo prometido”, es algo que está ahí. Real, como la vida misma.
Así que, es lógico que, para los hombres Dominantes, la sumisión sexual sea tan importante. Cada vez que él tiene ganas, ella le satisface. Él queda satisfecho, ella encantada de satisfacer a su Dueño, y todos contentos.
Así él se evita andar pidiéndole sexo cada vez que le apetece, y se evita también el que ella le ponga cualquier excusa tipo “me duele la cabeza” “estoy cansada” “tengo sueño”, por supuesto que, para llegar a ese punto los recursos son variados. Bolas chinas todo el día, ir sin ropa interior (lo que supone que los demás hombres de fijen en sus pezones y la miren de forma lasciva, lo que nos excita, y mucho), denegación del orgasmo pero orden de masturbarse…
Lo que me lleva a la explicación de por que digo que las mujeres, aunque sean sumisas, llevan ciertas riendas.
Ella es sumisa, pero, está cachonda, desea tener sexo. Él es Dominante, pero también desea tener sexo. Por supuesto no hablo de sexo tradicional, estamos hablando de D/s, por lo tanto el sexo está integrado dentro de la sesión. Pero, (ahh! el famoso pero) ¿ella no estará llevando, en cierta forma, la sesión? Noo, dirán los Dominantes. Ella solo hace lo que él le dice. ¿Seguro?
Recordemos que ella está cachonda, lleva todo el día estándolo, seguramente varios días. Desde el momento que se encuentra con su Amo, lo provoca, le sugiere, le habla de lo caliente que está, se mueve de cierta forma, hace gestos con las manos, con los labios… (Por supuesto esto no tiene por que ser consciente, o si…)
Ella hace lo que él le dice, pero yo creo que, él, dice lo que ella quiere que diga…

7 comentarios:

Anónimo dijo...

sumisopex,

Harto complicado el temita.
De todas formas yo solo creo en el femdom como verdadera filosofia de vida, lo de Amo/sumisa no me cabe en la cabeza.
Por cierto, me sorprende que en tus sesiones no abunde el sexo, me tienes pelín confundido a ese respecto.
saludos.

Leo dijo...

Verás, mis sesiones son sexuales, desde luego. Yo me excito, mio de excita... pero el sexo explito, lo hago con mi pareja (que por suerte para mi es la misma persona que mi sumiso).
Para mí, hacer el amor, follar, es cosa de dos. Sin roles, hombre y mujer disfrutando juntos.
Otra cosa es que, como mujer que soy, la frecuencia, la duración, el momento y el lugar sea yo quien lo elige. Pero el acto en si, para mí, siempre sera sera cosa de dos iguales.

mio de Leo dijo...

Cosa de dos iguales, si. Pero resulta difícil separar una cosa de otra, porque aún en la cama, hablando de follar claro está, el poder es y seguirá siendo de la mujer. ¿No crees?.

Leo dijo...

jajajajajjajjaja!!!
Pero eso no tiene nada qe ver ni con roles ni con Bdsm, ni con D/s ni con nada...
Realidad... le duela a quien le duela...

Anónimo dijo...

sumisopex, Esto que voy a escribir puede sonar fatal, pero yo estoy convencido de que es cierto: para que exista un buen coito (penetración) es inexcusable que las dos personas lleguen al menos a correrse, para eso se necesita tiempo, si es el hombre el que lleva el ritmo, en el 98% de las veces se termina antes de tiempo, así que tiene que ser la mujer, de fomra necesaria la que lleve eñ ritmo, a mi entender, mal sexo=hombre llevando elmando, buen sexo= mujer llevando el mando/ritmo.
Además de eso esta claro que la mujer manda en la cama, como Leo dice, aveces de forma incosciente.Pero el porno ha conseguido que los hombre tengamos/tengan la idea de que deben ser ellos los que lleven el control, lo que lleva en muchos caos a mal sexo y mujeres insatisfechas que finalmente rechazan ese tipo de sexo....la pescadilla que se muerde la cola

Varon_semi_sumiso dijo...

Me gusto mucho el articulo, en especial la parte sobre la denegacion del orgasmo en el varon. Seria bueno que publicaran mas material al respecto, gracias, Cristian.

Anónimo dijo...

Pues mira Leo, que yo pasaba por aquí y me he quedado flipando con tu escrito.

Me ha llenado de sorpresa y gratitud encontrar a una mujer tan clara y tan diáfana, tan contundente y tan valiente, como debe de ser...

Las bases metafísicas y psico-energéticas que sustentan tu aportación están bien argumentadas:

Yin y Yang representan las bifurcadas fuerzas del universo físico conocido.

El yin es el principio femenino, la tierra, la oscuridad, la pasividad y la absorción; El yang es el principio masculino, el cielo, la luz, la actividad y la penetración.

Sin olvidar mencionar que la más elevada forma de acción reside precisamente en la no-acción, y que la mujer siempre ha dirigido al mundo...

la aparente sumisa es siempre quien se lleva también la mejor parte...

Un saludo cordial.